Pasta con zanahorias moradas y judías verdes

Pimienta rosa tiene vocación de blog con recetas sencillas, con ingredientes comunes, fáciles de conseguir, de temporada sobre todo. Pero también tenemos un ojo puesto en ingredientes poco conocidos y con los que podamos experimentar. ¿ Habíais visto zanahorias moradas como estas alguna vez? Últimamente me ha dado por lo morado. El otro día paseando por el mercado las vi y compré medio kilo. Al parecer aquí se llaman safanòries, yo había visto en blogs extranjeros pero nunca “en persona”. Tenía que probarlas.

Este es el aspecto que tienen por dentro. Curioso, ¿no? Como alimento morado y como nos señaló Lucía en un comentario en el post de las patatas moradas deben ser ricas en antiocianina, un potente antioxidante. Cuando las puse a hervir en agua, de inmediato se tiñó de un morado intenso espectacular.

Respecto a como prepararlas me imaginé que podría hacerlo como si fueran zanahorias comunes y las preparé con judías verdes redondas, y al final les puse un poco de atún, aunque este último paso puede ser opcional pero a mi me dio por ahí. La cocción que les di es la cocción que uso mucho con verduras, que consiste en cubrirlas con poca agua, justo que las tape y añadir un chorrito de aceite y cocer a fuego medio-lento. Cuando se evapora el agua, las verduras están cocidas al dente y con el aceite se rehogan en los últimos minutos antes de apagar el fuego. Sencillo y con buen resultado. Las acompañé con rigatoni a la quinoa que aún me quedaban de la vez anterior. La textura de estas zanahorias es como la de las comunes pero el sabor es algo distinto, como más fino, me dieron la misma sensación también las patatas moradas, por algo será.

INGREDIENTES para dos personas:

3 zanahorias moradas

150 grs de judías moradas

1 lata de atún en aceite de oliva (opcional)

200 grs de pasta

sal, pimienta

aceite de oliva

Queso parmesano rallado en el instante

ELABORACIÓN:

Pelar las zanahorias y cortar a rodajitas, preparar las judías verdes cortando las puntas y partiéndolas también a trozos pequeños. Cubrir en una sartén honda con agua justo hasta cubrirlas y echar un chorro de aceite de oliva. Cocer a fuego medio-lento hasta que se evapore el agua y dejar unos minutos más a fuego lento rehogándose con el aceite. Añadir el atún al final y mezclar bien para que se incorporen los sabores. Salpimentar. A parte cocer la pasta en abundante agua con una pizca de sal hasta que esté al dente. Servir con queso rallado, parmesano a poder ser.

VARIACIÓN:

Si os parece sosa la verdura únicamente hervida y ligeramente rehogada podéis hacer un sofrito de ajo y cebolla bien pochadita y añadirlo en el último momento a la salsa.


Comentarios

  1. Aina

    28-2-2011
    10:11

    Hola!

    En Mallorca estas zanahorias se usan mucho para preparar el Frito de Cuaresma, si conoces un poco como es el frito mallorquin, con higado, etc, aquí te podrás hacer una idea http://www.mis-recetas.org/recetas/show/1021-frito-mallorquin.

    Las zanahorias moradas en este caso sustituyen a la asadura, aunque se suele incluir algo de costilleja. En mi casa, que no solemos comer platos tan pesados, las solemos preparar como un sofrito con cebolla para acompañar al arroz.

  2. Carol

    28-2-2011
    10:32

    Una propuesta muy sana!
    Además me encantan los macarrones así de gorditos porque se cuela la verdura dentro y están deliciosos!

    Un besito!

  3. Eva

    28-2-2011
    11:23

    Gracias por tu descubrimiento, tengo que probarlas ralladas en la ensalada, ¡menudo color!
    Besos

  4. Pami- Unodedos

    28-2-2011
    11:53

    Yo no había visto nunca estas zanahorias, me gusta ver otros tipo de verduras, en este caso, que se dan en otras regiones y son tan peculiares!

  5. natalia

    28-2-2011
    13:32

    Nos las había visto nunca ni sabía que existían…. me encantan!!!! por cierto he descubierto hoy tu blog y me gusta!!!!

  6. Lucia

    28-2-2011
    14:05

    Como dice Aina, aquí en Mallorca son bastante comunes. Me choca que os extrañen tanto!!! ja ja!
    Muchas gracias por reseñarme Cris, muy atento de tu parte.
    Un saludo!

  7. Cris

    28-2-2011
    15:45

    hola Aina, hola Lucia, no sabía que en Balears eran tan comunes, nunca me acostaré sin saber una cosa más.
    hola Natalia, me alegro de que te guste
    un abrazo a todas.

  8. Neus

    28-2-2011
    16:33

    No había visto nunca estas zanahorias…
    un saludo

  9. angels

    28-2-2011
    18:39

    No las había visto nunca, pero la próxima vez que vaya a la Boquería me fijaré. Qué ganas de probarlas!!

  10. Jenn

    28-2-2011
    22:51

    Sigo Pimienta Rosa desde sus principios pero es la primera vez que comento… Aunque soy americana, la familia de mi novio es de Toledo y comen las zanahorias moradas en su temporada (al contrario se puede encontrar las naranjas todo el año). Dice mi suegro que son para comer en ensaladas, sin cocinar… Me encantan y añaden un color nuevo a las ensaladas :)

  11. Laube

    1-3-2011
    0:15

    Había oído hablar de ellas, pero jamás las he probado. Ni las he visto siquiera en los mercados de por aquí. Tendré que investigar. A mí me pasa como a ti, que el morado me encanta en la comida.
    Esa pasta me parece fabulosa, deliciosa y sanísima… de las que a mí me gustan.
    Un besote

  12. Curra

    7-3-2011
    21:36

    Me encanta el color que le da esta zanahoria a las ensaladas. Con esta pasta fantastica.
    Besotes

  13. M.Ángeles Torres

    10-3-2011
    22:49

    Me encanta porque es de esas recetas que te salvan esos dias que no quieres liarte mucho! Que bonitas esas zanahorias, aunque en el mercado de mi barrio no las encuentro, tendré que ir a la Boquería……Muack!

  14. Tanta

    14-1-2014
    1:09

    Hola, yo la conozco desde niña, cuando vivía en Murcia. También existe la morada y Naranja interiormente y la aun MAS DULCE la blanca así como la amarilla (esta la cocinera de casa de mis abuelos la usaba para guisar), por el contrario la morada y blanca al ser tan dulce la rallaba en ensalada o la ponía en tiras para comer en algo que ahora es muy común pero que hace casi cuarenta años apenas se conocía y era cortada en tiras y con diferentes tipos de salsa para mojar como aperitivo, o bien horneadas y chafadas y ligadas con aceite de freír “los paparajotes”

Trackbacks

  1. Excerpt
  2. Pasta con zanahorias moradas y judías verdes « Grupo de Consumo Patraix

Deja un comentario