Crema de cebolla caramelizada, de Tarjeta de Embarque

 

Vuelve a visitarnos Eva, de Tarjeta de Embarque con una receta suculenta y nutritiva, una crema de cebolla caramelizada. El otro día le comentaba que mi hijo huye de las cremas y purés, no le gusta la textura triturada y quería ir probando recetas de cremas que fueran bien sabrosas a las que no poder resistirse. Es importante comer caldos y no solo recetas “en seco”, y más si son caldos de verduras. Ni corto ni perezoso Eva ideó esta receta con cebolla caramelizada que al pasarla a crema conserva ese sabor tan rico de la cebolla bien pochada. La hice el otro día y mi hijo comió. Sigue sin entusiasmarle la textura pero el sabor le gustó, comió bastante. Gracias, Eva.

Y a continuación su comentario, pues este plato pertenece a su sección Cocinar con niños, una sección que nos encanta.

En esta ocasión los niños prepararán los crujientes de queso, mientras los adultos preparan la crema de cebolla. Para aumentar su interés le expliqué a Adán como los grandes cocineros se meten en el laboratorio a experimentar antes de preparar un nuevo plato y eso es lo que hicimos ese día experimentar en el laboratorio de nuestra cocina.




Ingredientes:

4 cebollas tiernas grandes

1 litro de caldo vegetal

4 rebanadas de pan duro grandes

1/3 vaso de vino blanco

Sal, pimienta y aceite de oliva

50 gr de queso gruyere para la sopa

50 gr de queso manchego para el crujiente

Elaboración:

Ponemos una cacerola en el fuego, echamos el aceite y la cebolla cortada en juliana con un poco de sal para que suelte jugo y la dejamos cocinar a fuego muy bajo durante media hora, moviendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando se haya puesto morena, le añadimos el vino y dejamos que se evapore el alcohol y vertemos el caldo, salpimentamos a nuestro gusto y dejamos cocer 5 o 10 minutos. Ponemos el pan duro (que habremos cortado en trozos) en la cazuela y apagamos el fuego. Añadimos el queso gruyere rallado y tapamos para que se funda con el calor que queda. Dejamos templar un poco.

Ahora les toca trabajar a los peques, tienen que rallar el queso, formar pequeñas montañas en una placa de horno, en la que antes habrán puesto papel vegetal y meterla en el horno a 200⁰ durante 5 minutos, enseguida se funde el queso y coge color por los bordes, los dejamos en una rejilla para que se mantengan crujientes. Con nuestra ayuda pasarán la sopa por el robot de cocina (de esos que tienen tapa para que no se pueda tocar nada). Presentamos con un crujiente de queso y un poco de la cebolla caramelizada que habremos reservado antes de poner el caldo.



Comentarios

  1. Piluka

    4-4-2011
    20:36

    Una receta estupenda! A mi me apasionan las cremas!
    Muak!

  2. Eva

    4-4-2011
    20:39

    ¡Gracias a ti Cris! si le gustó un poquito me doy por satifecha.
    Un besote

  3. Laura

    4-4-2011
    22:14

    Uy, a mí me pasa como a tu hijo, que la textura de las cremas me trae recuerdos de cuando estás malita y no puedes comer nada… Sopas, vale. Cremas, me cuesta mucho…

    A ver si me animo y, como tu hijo, me lo como todo.

    Muchas gracias por las recetas deliciosas que colgáis,

    Laura

  4. Maria Jose-Dit i Fet

    4-4-2011
    22:17

    Me encantan esas manitas preparando el queso!!!
    Muy buena receta, a mis hijos (sorprendentemente) les chifla la cebolla así que la hago seguro…un besito

  5. Anna

    5-4-2011
    6:17

    Hola!! Soy nueva en tu blog y me ha encantado por lo que me quedo siguiendote!

    Siempre me ha gustado mucho la soa de cebolla, esa y la de galets son mis preferidas, pero nunca la he probado así en versión crema! Que rica se ve, y me encantan esos crujientes de queso, yo me hacía para la sopa y para picar jejejje

    Un beso y nos vemos! :)

  6. Carmen

    5-4-2011
    6:33

    La sopa de cebolla es una de mis recetas favoritas así que en crema es igual de buena.
    Besitos

  7. dina

    5-4-2011
    7:22

    Mira q a mi la sopa de cebolla no me entusiasma demasiado, pero despues de ver esta receta me voy a animar como tu niño a comerla!!

  8. luisa

    5-4-2011
    8:30

    esta crema es que me encanta. Y mi hija tb se la come a diferencia de las demas que le cuesta mas trabajo. Por cierto Eva a Adan lo tienes como un autentico chef. Seguro que disfrutara un monton. Bss.

  9. misgalletasyotrascosas

    5-4-2011
    9:55

    A mi me encantan las cremas y la cebolla caramelizada me chifla, así que tu receta va a caer ya!!!

  10. Akane

    5-4-2011
    11:20

    Qué rica tiene que estar! Me animaré a hacerla a ver si no me sienta mal, que mi estómago a veces no digiera muy bien la cebolla. Los crujientes de queso son geniales, y la verdad que una receta estupenda para hacer con niños.

    Un abrazo

  11. Catieu

    5-4-2011
    14:06

    Una crema bonissima, segur!!! Com ja li he dit a l’Eva la penso provar ben aviat…..

  12. Maria Lorrio Norberto

    5-4-2011
    20:41

    Sin embargo mi hija Jimena tiene 4 años y lo que le gusta es su puré de verduras, detesta sin embargo las texturas sólidas con líquidos como sopas……… es imposible que las coma ¡bueno eso ni el 99,9 % de alimentos!
    Eva como siempre fascinante y entrañable
    Bsos

  13. Marta

    5-4-2011
    21:03

    M’agrada molt la recepta i m’encanten les fotos del teu nen amb el ratllador! :)

Deja un comentario