Cómo cocinar verduras – zanahorias con sésamo y brócoli con pipas

 

Cuando pensamos en crear un blog de cocina tuve claro que la verdura sería el tema central. Y es curioso, porque yo pasé toda mi infancia y adolescencia odiándola, sufriendo cada vez que me enfrentaba a un plato lleno de sanos vegetales. Pero por suerte, todo empezó a cambiar cuando salí de casa para independizarme, cuando dejé de sentir la presión de comerlas por obligación. A partir de entonces empecé a degustarlas, poco a poco, incorporarlas a mis platos, hasta que hace 5 años aproximadamente di el salto y las coloqué en el centro de mi rutina culinaria, aunque comer, como de todo.

No es fácil para alguien a quien no le gustan las verduras de manera natural, como a mi, pero hoy por hoy puedo decir que disfruto más de un plato de verdura que de muchas otras cosas. Ahora bien, no me gusta cualquier plato de verdura, no saben igual las verduras cocinadas de cualquier manera que las que se cocinan de cierta manera. Siempre pongo el ejemplo del anuncio del frigorífico que mantiene frescas unas espinacas hervidas durante muchos días, para disgusto del niño al que se las ponen delante una y otra vez, y que acaba dándole una patada al origen de sus desdichas, la estúpida nevera. ¿A quién le gusta un plato de espinacas hervidas sin más?, y ¿porqué conformarse con algo tan insulso pudiendo convertirlo en un manjar?.

Sirva este preámbulo para presentaros una nueva sección: Cómo cocinar verduras. Aquí pondré todas aquellas recetas que estén hechas con verdura, como ingrediente principal. La mayoría serán acompañantes o guarniciones, aunque muchas de ellas pueden constituir un plato único, para una cena, por ejemplo. Espero que os gusten y os inspiren a probar, y como siempre digo, a hacerlas vuestras.

 

 

Para empezar os voy a dar la idea de añadir semillas a las verduras, una vez cocinadas. Sésamo, pipas de girasol, de calabaza, de amapola, lino … aparte de darle un toque de sabor y de textura, aportáis algo sanísimo, pues las semillas tienen muchísimas propiedades saludables. Las podéis encontrar fácilmente en cualquier tienda especializada (dietéticas, herbolarios, etc).

Aquí veis un plato de zanahorias con sésamo y uno de brócoli con pipas de girasol aderezados ambos con aceite de oliva simplemente. Tostad las semillas un poco en una sartén antes de espolvorearlas en el plato, estarán más sabrosas.

El brócoli está hecho al vapor y las zanahorias al horno. Sobre cocciones os contaré muchas más cosas en futuros posts, porque hay muchas maneras de cocer verduras, y también os contaré cosas sobre cómo aderezarlas, e ideas para acompañarlas con otros elementos, “el cielo es el límite”.

 

 

 

Comentarios

  1. diplodoc

    20-12-2010
    9:43

    Estoy deseando que nos enseñes todos tus trucos y tu conocimiento sobre las verduras. En mi casa es un plato que a los más pequeños les cuesta.

  2. intxaurtsu

    20-12-2010
    10:45

    Fantásticas!!!

  3. angels

    20-12-2010
    20:01

    Estaré atenta a tus sugerencias. La receta de brócoli y calabaza tuvo mucho éxito y la he hecho ya varias veces.

  4. Ana

    20-12-2010
    20:46

    Qué alegría de sección, porque el mayor mío que antes comía de todo sin problemas, ahora como se encuentre un trozo de verdura en algo que no sea sopa… ni pa’trás.

  5. veronica

    11-1-2011
    12:59

    como haces las zanahorias al horno?? simplemente con aceite o que”
    gracias!!

  6. Cris

    11-1-2011
    13:18

    sí, lo más sencillo es simplemente con aceite,y sal,les das una vuelta a mitad cocción, y ya está, pero pronto escribiré un post para dar más ideas.

Trackbacks

  1. Excerpt

Deja un comentario