Pasta con calabaza y salsa de yogur

dic09 1732_640x426

Ya lo dije hace un tiempo en Kireei, mi gran descubrimiento en cocina ha sido la calabaza. Nunca pensé que tuviera tantas posibilidades, acostumbrada como estaba a pensar en ella como el típico postre al horno tan típico de mi zona, Valencia.

Ayer ya os di una idea en la sección de cenas con niños para cocinarla en una cazuelita gratinada y presiento que, por la época en la que estamos, en plena temporada de calabaza, habrá un buen puñado de recetas próximamente con este tesoro culinario.

La calabaza es perfecta para cocinar sin recetas, muy adaptable y agradecida. La receta o más bien la idea que os doy hoy es la última sensación en mi casa, está riquísima. Apuesto a que si probáis repetiréis y la incorporaréis a vuestra rutina. Se trata de preparar platos con una base de pasta, un par de verduras rehogadas y una salsa hecha con yogur natural y una yema de huevo, salsa que calentamos ligeramente en un cacito para que se cueza el huevo y que servimos en la mesa en un bol para que se la incorpore en el plato quien quiera. La pasta con verduras y un poquito de queso rallado ya está de por sí buenísima, pero con la salsa se obtiene una cremosidad muy apetecible. Lo que suelo hacer es verter la pasta recién hecha en la sartén donde está cocinada la salsa, pero después de haber sacado una cantidad en un bol una parte. De esta manera la pasta se mezcla con la salsa y no se seca, la puedes sacar caliente a la mesa, y una vez allí, cada comensal puede servirse un poco más de salsa a su gusto del bol.

La pasta que uso normalmente es integral. Mirad qué color tan bonito tiene la de quinoa y remolacha, aunque luego al hervirla se pierde la tonalidad. Si nunca habéis cocinado con pasta integral probad, os sorprenderá. Es mucho más cara pero se necesita menos cantidad porque sacia más, al mantener muchos de los nutrientes que se pierden en el refinado de la harina de la pasta normal. Si la calabaza os resulta demasiado dulzona podéis añadir un poco de cayena, o jengibre en polvo a la salsa.

dic09 1718_640x426

dic09 1723_640x426



Ingredientes para dos personas:

100 grs de calabaza

una cebolla pequeña

200 grs de pasta

una yema de huevo

medio yogur natural

queso rallado

un diente de ajo

Sal y pimienta

Elaboración:

Se pica o ralla la cebolla y se rehoga junto al ajo. Cuando esté ligeramente dorada se agrega la calabaza que hemos cortado a trocitos y se deja rehogando a fuego lento unos minutos hasta que la calabaza esté blandita. Aparte se calienta el yogur con la yema de huevo durante unos segundos. Se puede juntar todo en la sartén donde hemos rehogado la verdura o servir la pasta en el plato y que cada comensal se sirva los acompañamientos a su gusto en la mesa.

Variaciones:

Se puede cocinar el mismo plato rehogando otras verduras tiernas en lugar de la calabaza: berenjena, calabacín, puerros, pimientos, espárragos o incluso champiñones.

Si la calabaza os resulta demasiado dulzona especiarla con jengibre, cayena, un poco de clavo, etc.

Comentarios

  1. Patricia

    10-11-2010
    16:10

    Hola! Enhorabuena primero por vuestro nuevo blog, me encanta!
    He hecho esta receta para comer, sólo que con algunos cambios, he triturado las verduras, porque a mi peque le cuesta más comer cosas nuevas, y triturándolo… pues eso, se camuflan. Pero el sabor ¡buenísimo! Repetiremos fijo!

  2. rafaela

    1-12-2010
    12:05

    ayer conocí vuestra Web y leí esta receta, no tenia nada planeado para comer y pasé por el super a por calabaza y yogur, hice la receta tal cual aunque con un yogur entero en vez de medio y le añadí un poco de romero que tengo en la terraza y ¡estaba delicioso! ¡muchas gracias por tan buena idea!

  3. JOAQUINA

    2-2-2012
    15:59

    Deliciosos!!!!! :)

Trackbacks

  1. Excerpt
  2. Excerpt
  3. carpet cleaning boston ma

Deja un comentario